guilbaurt

De nuevo empieza la temporada de esquí. Pero a veces existe la preocupación sobre si la práctica del esquí y el snowboard son aconsejables en caso de dolor de espalda, o incluso después de haber sufrido una intervención de columna. La respuesta, como siempre, está basada en el sentido común.

Los deportes de nieve generalmente se asocian a lesiones de rodilla o extremidades superiores, sin embargo, su práctica en malas condiciones físicas, puede producir molestias lumbares.

La causa más frecuente de dolor son las caídas. Especialmente aquellas que se producen en torsión o hiperextensión. Por lo general, cuando se intenta esquiar por encima de nuestras condiciones físicas, o de nuestra capacidad técnica, se puede forzar la musculatura lumbar, y producir lesiones al intentar mantener una posición forzada. Por otro lado , hay que decir que el esquí y el snowboard, son deportes que si se practican con una buena técnica y acondicionamiento físico, pueden ser realizados sin peligro, incluso en aquellos pacientes que han padecido una cirugía.

Diversos estudios han demostrado en grupos poblacionales amplios, que sólo  aquellos deportistas que se dedican de manera profesional al esquí de estilo libre (saltos y bañeras) o al esquí de fondo, pueden padecer lesiones lumbares más frecuentemente que la población general. Sin embargo, es conocido el caso del francés Guilbaurt Colas, que estuvo a punto de retirarse por sus problemas de dolor lumbar, y que tras un tratamiento específico de fortalecimiento de la musculatura lumbar, caderas y core, consiguió ser Campeón del mundo en estilo libre en 2011 y subcampeón Olímpico en dos ocasiones.

Por lo tanto, ¿qué reglas debemos seguir para evitar las lesiones de espalda en el esquí y snowboard?

Lo primero, llegar a la temporada en el mejor estado físico posible. Especialmente hay que realizar ejercicios de fortalecimiento de core (abdominales y musculatura lumbar). Las “planchas” o flexiones, son un ejercicio magnífico para conseguir un buen acondicionamiento muscular. Así mismo debemos recordar mantener una buena elasticidad de los músculos de cadera (psoas) e isquiotibiales

A la hora de realizar esta práctica deportiva, es muy importante hacer un calentamiento. Es recomendable hacer las primeras bajadas en pistas más sencillas para que preparar los músculos porque las lesiones se producen de forma más habitual cuando los músculos están fríos y tensos.

Por último, es fundamental aprender a caer correctamente. La mayoría de las lesiones se producen en las caídas, especialmente si se cae en posiciones hiperextendidas. Por esta razón es importante realizar la práctica de estos deportes con la velocidad y la pendiente adecuada a nuestras condiciones técnicas y físicas.

Ahora solo queda desear que nieve un poquito y a disfrutar¡¡¡