Existe una gran preocupación entre las mujeres acerca de cómo puede afectar, en un posible embarazo, la escoliosis idiopática del adolescente.
En esta línea, recientemente se ha publicado en el European Spine Journal (The influence of pregnancy on women with adolescent idiopathic scoliosis. Eur Spine J, Feb 2018) un estudio que intenta dar contestación a algunas de las preguntas más frecuentes sobre esta preocupación. Se trata de una revisión sistemática de la literatura, donde se analizan los estudios más significativos, y que abarca a más de 3.200 mujeres. El resultado de este análisis demuestra que la mayoría de las mujeres tienen la misma capacidad de quedarse embarazadas que las mujeres sin alteraciones de la columna, y que el riesgo de presentar alguna complicación relacionada con el embarazo, es también similar.
Además, es importante resaltar que el embarazo no influye en la evolución de la deformidad y que no supone ninguna limitación en la realización de técnicas de anestesia durante el parto.
Sin embargo, sí parece que existe un discreto aumento de las molestias lumbares derivadas del embarazo así como un ligero incremento de las mujeres que requieren un tratamiento de fertilidad.
En definitiva, una magnífica revisión que nos confirma que la presencia de una escoliosis no influye negativamente en el desarrollo del embarazo y parto